Comprar por Internet: algunos datos a tener en cuenta.

Las nuevas tecnologías y los nuevos dispositivos móviles han provocado un cambio en la manera de realizar nuestras compras.

La red: la manera más cómoda de comprar.

Internet no sólo elimina barreras, sino que permite acceder a las mejores ofertas. Teniendo esto en cuenta es lógico que las empresas online se hayan convertido en las grandes preferidas de los consumidores. En los viajes, triunfan los comparadores de vuelos como Atrapalo, Rumbo o Edreams y  agencias online como newyork60.com, que nos permiten planificar hasta el último detalle de nuestro viaje y adquirir entradas para espectáculos de Broadway con descuento o reservar un tour por Nueva York con antelación.

Según publica el informe ‘Mobile Travel Report’, realizado por la agencia de viajes Expedia, las reservas de viajes en España se han realizado, sobre todo, desde el ordenador (en un 87% de los casos) y en un 12% vía tablet y smartphone. Así, nueve de cada diez reservas de viajes se realizan a través de internet. Eso sin tener en cuenta el auge de las compras on-line en otros sectores, como la electrónica y el audio-visual. Con estos datos en la mano es necesario que aprendamos a comprar por Internet evitando los riesgos de la red.

Fijarse en los detalles que indican que una página web es de confianza es la clave para comprar por Internet sin riesgos.

En la barra del navegador aparecer la secuencia “https://”. La “s” indica que se trata de una página web segura.

Aparece un candado en la parte superior derecha o al lado de la dirección web.

Es mejor no realizar ninguna compra desde un enlace que hayamos recibido a través de un email. En el momento de realizar una búsqueda por Internet son muy útiles los directorios como acicuecano.com, que tiene enlaces a webs de arte y cultura, de viajes y turismo, de hoteles o de compras online en general. Otro ejemplo de esto es denebro.com, que proporciona enlaces directos a agencias de viaje, alquileres de vehículos, industria inmobiliaria o arte digital, por citar sólo algunos.

Es preferible acceder al sitio web a través de un directorio como los citados o directamente introduciendo la dirección de la empresa en la barra de herramientas.

Repasa el resumen de la compra, el precio total y asegúrate de que no introduces más datos personales que los necesarios para la transacción para evitar el incómodo spam o las intrusivas llamadas por teléfono.

No olvides que marcar una casilla implica la aceptación de las condiciones de un contrato y que éste debería ser leído atentamente.

Eliminados los miedos y presentadas las ventajas, sólo nos queda disfrutar de esta fantástica tienda abierta las 24 horas del día y los 7 días de la semana que es Internet y recordar que, por el momento, tras toda máquina hay siempre una persona, más conocida como “atención al cliente” que siempre “está allí para ayudarte”. 😉

No comments yet.

Leave a Reply

*